7 errores que cometemos cuando nos planchamos el pelo

1- Tienes alguna duda de que plancha sea la mejor e inviertes en la más cara

De todos los materiales, titanio, acero, cerámica y de turmalina, Vas a adquirirla; pero tienes  dudas cuando vas a comprarla.Y  por supuesto que te muestran la más cara.

Es buscar entre un precio medio porque pueden ser de excelente calidad las pistolas de pelo.

Generalmente los estilistas usan titanio les gusta esa porque duran bastante.

También comentan que las de cerámica es muy buena plancha de pelo, es la más recomendada  por los grandes expertos.

Los mejores estilistas las tienen de titanio ya que tienen un calor estable con un mínimo de variación. Se calienta rápidamente y tienen cuidado iónico.

Por lo cual transfieren el calor más rápido al pelo y, al tener que planchar poco, se produce menos daño en el cabello.

2. Si tú tienes mucho pelo llegas a comprar planchas anchas para terminar antes

Lo que tienes que saber primero es para qué, las usarás. Generalmente si vas a lisar tu cabello, hay que tener en cuenta su longitud del mismo  y su grosor, si tienes mucho pelo es usar una plancha para tener mejor resultado y ahorrar tiempo.

Si tú deseas tu pelo liso y además ondas, lo más ideal es una plancha con anchura estándar. Lo ancho puede dejar el pelo demasiado suave a la hora de hacer bucles.

3 Te puedes volver adicta y abusas constantemente de ellas

Te comentan que te ves genial y entonces en la otra que te bañas la utilizas de nuevo, y luego de nuevo y de nuevo. Recuerda el secador es el menos dañino para tu cabello, porque el aire no es tan caliente y porque está en contacto con tu pelo directamente.

Es súper importante proteger el pelo y tener el mínimo contacto posible con la plancha.

No utilices la plancha después de lavarte  el cabello  siempre, hazlo de  vez en  cuando .

4 Protector de calor ¿y qué es?

Si ya usaste todos los aditamentos luego de bañarte pero comentes el error de no ponerte protector de calor antes de la plancha.

 Un nuevo error “El calor del protector es muy indispensable, y más si tienes el pelo teñido o con mechas, porque está más seco, y con las planchas solo se conseguirá deshidratarlo mucho más”.

Pero si tú eliges una fórmula de crema aplícala con la cantidad justa, y ya una vez que este seco el pelo, más si es un sray, desintégralo unos 20 o 30 centímetros de tu cabello.

Tu puedes elegir hacerlo mechón a mechón según vayas pasando la plancha, y también hacerlo en todo tu pelo desde el pelo de la nuca hasta el  pelo de la cima, lo  ideal  es  que planches  el pelo desde la mitad hasta las puntas.

No es necesario que alises hasta la raíz.

5- Temperatura a tope

Las planchas por lo general te permiten elegir entre 160 y 230 grados. “La temperatura a 160 es para un pelo fino, dañado y si tú tienes el pelo teñido. Más por su parte, 180 grados es para un cabello sano, sin color. Finalmente, las temperaturas más altas, entro unos 180 y 230 grados, son un pelo realmente grueso, rebelde y sano.

Les recomiendo probar primeramente con 160 grados y luego que vayas subiendo.

Muy importante tener en cuenta, que cuando la temperatura es más baja, realmente es menos dañina para el cabello”.

6- Utiliza tu pelo mojado

Muy mal hecho. realmente, lo peor que puedes hacer, según los peluqueros, es utilizarla con el pelo mojado.

Mucho antes que la plancha tienes que secar tu cabello, preferiblemente al aire, y sino con el secador.

Lo más ideal es tener seco al 80% en el caso de la cerámica o de titanio, y al 100% antes de las planchas clásicas.

Hay que quitarle la humedad al cabello, lo que se haría con la plancha no sería peinarlo, sino cocerlo y cocinarlo. Y eso es tan malo como suena.

7 – Pasas y repasas la plancha pero hay que tener cuidado y lo sabes

En el afán tuyo de que te dure liso todo el fin de semana, lo que pasa  es que pasas y repasas la plancha.

Cuando lo mejor es hacerlo pocas veces, también esto depende del tipo de cabello que tengas y el resultado que tú quieras conseguir. Un liso pulido requerirá mucho más trabajo que unas ondas en las puntas. Pásate la plancha las mísmas veces posibles y sí como una pasada o dos puedes conseguir el resultado que tú buscas es mejor no darle más calor al cabello.

Conclusión: Cuánta mejor calidad tenga la plancha, menos veces tendrás que pasarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *